sábado, 28 de enero de 2012

El Adjetivo Calificativo



el adjetivo


Definición:
            El adjetivo es la palabra gramatical que modifica al sustantivo o nombre. El adjetivo puede modificar al nombre de dos formas:

A. ADJETIVO CALIFICATIVO. Señala cualidades o características del sustantivo y amplia su campo conceptual. Por ejemplo en  “caballo viejo” el concepto de caballo se ve ampliado por esta cualidad que se le asigna y frente a “caballo” a secas ya hay una gran diferencia.

B. ADJETIVO DETERMINATIVO. Restringe o limita  el campo significativo del sustantivo, aunque nos dé una idea accesoria de posesión, ubicación o cantidad. Por ejemplo en “mi caballo” el concepto del sustantivo no se ha modificado en absoluto, pero sí tenemos la idea de que el caballo le pertenece al que hace uso de la palabra.



ADJETIVOS CALIFICATIVOS


DEFINICIÓN
Los adjetivos calificativos son palabras variables (tienen género y número y pueden tener morfemas derivativos) que nombran cualidades o estados referidos, normalmente, a un sustantivo.

                                               Gato mojado   
                                               Nivel preuniversitario

También indican origen o procedencia (se les llama, entonces, gentilicios)

                                               Perro peruano
                                               Alumno alfonsino

El adjetivo calificativo concuerda siempre con el sustantivo en número, pero no siempre concuerda en género. Por eso se dice que hay adjetivos calificativos de dos terminaciones (aquellos que concuerdan con el nombre en género y en número).

                                               Colorín rojo - silla roja
                                               Colorines rojos - sillas rojas


y adjetivos calificativos de una sola terminación. (Concuerdan con el nombre en número, y mantienen la misma forma tanto para masculino como para femenino).

                                               Hombre ágil - mujer ágil
                                               Hombres ágiles - mujeres ágiles

Los adjetivos calificativos, como los nombres, admiten morfemas derivativos,  diminutivos y aumentativos

                                               Niño pequeñ-o - pequeñ-ito - pequeñ-ín
                                               Ojos azules - azul-ados - azul-it-os


FUNCIONES DEL ADJETIVO

A. Función de Complemento de un sustantivo
            El adjetivo aporta una cualidad o estado al sustantivo al que acompaña.

                                               Mujer hermosa.
                                               Fría noche

B. Función de Atributo
            Va detrás del verbo copulativo SER, ESTAR O PARECER. El adjetivo en función de atributo concuerda en género y número con el sujeto de la oración.

                                               Tito parece feliz.
                                               Las niñas están contentas

CLASES DE ADJETIVOS

1. ADJETIVOS CALIFICATIVOS  ESPECIFICATIVOS.

            Van generalmente después del nombre y en su calificación, distinguen a éste del grupo al que pertenece. La cualidad se refiere a algo que podemos apreciar objetivamente.


            Ejemplos:

                                                      Una camisa roja                       
                                                      Unos niños rubios                    
                                                      El perro grande



2. ADJETIVOS CALIFICATIVOS  EXPLICATIVOS.
            Van delante o detrás del sustantivo y su función es señalar una cualidad del mismo, pero que solo puede apreciarse subjetivamente, por ejemplo si decimos “hermosa tarde” la cualidad dependerá de mi estado de ánimo y podría ser mi verdad aunque otros no lo acepten.

            Ejemplos:
                                                      Una  melodía romántica           
                                                      La generosa abuela                  
                                                      El niño carismático



3. ADJETIVOS CALIFICATIVOS EPÍTETOS.
            Son cualidades propias del sustantivo, en el lenguaje cotidiano resulta a veces redundante y de poco gusto. Se le emplea exitosamente en la poesía. Si dijera “pelota redonda” esta cualidad sería redundante y desagradable, en cambio en la poesía sí tendría toda una connotación.

            Ejemplos:
            Sombra fresca                        
Ardiente fuego                       
Blanca nieve

            El adjetivo BLANCA no aporta nada nuevo al concepto que todos tenemos de la nieve, puesto que la nieve siempre es blanca. Si suprimimos el adjetivo blanca, la oración da una información menor, pero completa.


GRADOS DEL ADJETIVO

1. GRADO POSITIVO
            Aparece la cualidad sin ninguna modificación.
Nilton, el albañil, es inteligente.            
Mi primo es listo y atrevido.


2. GRADO COMPARATIVO
            El adjetivo  expresa la cualidad en forma comparativa; al establecer la comparación podemos encontrar tres relaciones:

a. De Inferioridad            Compara las cualidades de dos seres, indicando la inferioridad del primero.

            Ana es menos inteligente que Lisa.                
Nosotros somos menos impacientes que ellos.

b. De Igualdad            Compara las cualidades de dos seres, indicando la igualdad entre ellos.

            Ana es tan inteligente como Rogelia.              
Percy es tan feo como Reno.


c. De Superioridad            Compara las cualidades de dos seres, indicando la superioridad del primero.

            Ana es más inteligente que Rogelia                
San Alfonso es más antigua que Saco Oliveros.            Aquella obra es mejor que ésta.

3. GRADO SUPERLATIVO
            Indica la cualidad o característica intensificadas en sumo grado; hay dos clases:



a. Absoluto            Se forma añadiendo -ísimo o -érrimo, o anteponiendo el adverbio muy o los prefijos: hiper, requete-, super, etc.
            María es inteligentísima,  o 
María es muy inteligente.          
Un personaje celebérrimo,  o
un personaje muy célebre.
El bombón está superbueno,  o
el bombón está bonísimo.


b.         Relativo            Se forma con la estructura el más ______de___
                               Es el más listo de la clase               
Tú eres la más hermosa de San alfonso.                        Yo era el más triste de mi hermanos

LOS GENTILICIOS
Los gentilicios son una clase de adjetivos que denotan la patria o nación, o el lugar de pertenencia de las personas, de los animales o de las cosas.

                        Mis primos son trujillanos.                              
La sierra cusqueña es fría.
                        Este zapato arequipeño es indestructible

Las terminaciones más habituales de los gentilicios son:

            -ense, -ano, -eño, -és, -íno, -í, etc...


ACTIVIDADES

SUBRAYE LOS ADJETIVOS CALIFICATIVOS

TEXTO 1
Un águila y una zorra que eran muy amigas decidieron  vivir juntas con la idea de que eso afianzaría su amistad. El águila escogió un árbol muy elevado para poner allí sus huevos, mientras que la zorra soltó a sus hijos bajo unas zarzas sobre la tierra al pie del mismo árbol. Un día que la zorra salió a buscar su comida, el águila, que estaba hambrienta cayó sobre las zarzas, se llevó a los zorruelos, y entonces ella y sus crías se regocijaron con un banquete. Regresó la zorra y más le dolió el no poder vengarse, que saber de la muerte de sus pequeños; ¿Cómo podría ella, siendo un animal terrestre, sin poder volar, perseguir a uno que vuela? Tuvo que conformarse con el usual consuelo de los débiles e impotentes: maldecir desde lo lejos a su enemigo. Mas no pasó mucho tiempo para que el águila recibiera el pago de su traición contra la amistad. Se encontraban en el campo unos pastores sacrificando una cabra; cayó el águila sobre ella y se llevó una víscera que aún conservaba fuego, colocándola en su nido. Vino un fuerte viento y transmitió el fuego a las pajas, ardiendo también sus pequeños aguiluchos, que por pequeños aún no sabían volar, los cuales se vinieron al suelo. Corrió entonces la zorra, y tranquilamente devoró a todos los aguiluchos ante los ojos de su enemiga.

TEXTO 2
Admirado Zeus de la inteligencia y finura de la zorra, le confirió el reinado sobre los animales. Quiso, no obstante, saber si al cambiar de fortuna había mudado también de inclinaciones, y, hallándose el nuevo rey de paseo en su litera, dejó Zeus caer un escarabajo ante sus ojos. Entonces la zorra, incapaz de contenerse, viendo al escarabajo revolotear alrededor de su litera, saltó fuera de ésta y, despreciando las conveniencias, intentó atrapar al escarabajo. Molesto Zeus por su conducta, volvió a la zorra a su antiguo estado.

TEXTO  3
Mamífero carnívoro de la familia de los félidos. Existen variedades de gatos monteses así como domésticas. Su atracción por los roedores como ratas y ratones, lo hizo ser altamente apreciado por las primeras civilizaciones como protector de sus graneros, lo que motivó su efectiva domesticación. También es tenido en muchos hogares como simple mascota, pero debe tenérsele con cuidado porque puede transmitir algunas enfermedades a los humanos.

TEXTO 4
Zeus, después de modelar a los hombres, encargó a Hermes que les distribuyera la inteligencia.
Hermes partió la inteligencia en partes iguales para todos y vertió a cada uno la suya.
Sucedió con esto que los hombres de poca estatura, llenos por su porción, fueron hombres sesudos, mientras que a los hombres de gran talla, debido a que la porción no llegaba a todas las partes de su cuerpo, les correspondió menos inteligencia que a los otros.

No es la apariencia de grandeza lo que confiere grandeza, es lo que está por dentro y no se aparenta lo que nos hace ser lo que realmente somos.

TEXTO 5
Zeus hizo un toro, Prometeo un hombre, Atenea una casa, y llamaron a Momo como juez.
Momo, celoso de sus obras, empezó a decir que Zeus había cometido un error al no colocar los ojos del toro en los cuernos, a fin de que pudiera ver dónde hería, y Prometeo otro al no suspender el corazón del hombre fuera de su pecho para que la maldad no estuviera escondida y todos pudieran ver lo que hay en el espíritu. En cuanto a Atenea, que debía haber colocado su casa sobre ruedas, con objeto de que si un malvado se instalaba en la vecindad, sus moradores pudieran trasladarse fácilmente.Zeus, enojado por su envidia, arrojó a Momo del Olimpo.

TEXTO 6
Tres vaqueros habían conducido el ganado desde esa mañana muy temprano.  Uno de ellos era navajo. Ocupados todo el día con los animales que se extraviaban, no habían tenido tiempo para comer. Casi al final de la jornada, los vaqueros empezaron a hablar del hambre  que tenían y de los abundantes platos  que iban a comer cuando llegaran al pueblo. Cuando uno de ellos le preguntó al navajo si tenía hambre, éste sólo se encogió  de hombros y dijo: “No”.
Esa noche, ya en el pueblo, los tres pidieron bifes grandes. Al ver que el navajo comía todo visiblemente con gusto, uno de sus amigos le recordó que menos de una hora antes les había dicho que no tenía hambre. “No era prudente tener hambre entonces –respondió- porque no había comida”


TEXTO 7
Una noche, un hombre tuvo un sueño. Soñó que iba caminando por una playa con el Señor. en el cielo se proyectaban escenas de su vida. Para cada escena notó dos grupos de huellas en la arena: unos que pertenecían a él y otras al Señor. Cuando pasó ante sus ojos la última escena, miró al suelo y vio que muchas veces a lo largo del camino había un solo conjunto de huellas. También notó que eso ocurría en los periodos más bajos y tristes de su vida. Molesto, cuestionó al Señor.
–Señor, dijiste que una vez que decidiera seguirte, recorrerías todo el camino conmigo, pero vi que en los tiempos más difíciles de mi vida había sólo un grupo de huellas. No entiendo por qué, cuando más te  necesitaba, me abandonaste.
El señor respondió:
–Mi querido hijo, te amo y nunca te abandonaría. Durante tus épocas de prueba y sufrimiento, en las que ves un grupo de huellas, precisamente te llevaba en mis brazos.

TEXTO 8
Se había enamorado una gata de un hermoso joven, y rogó a Afrodita que la hiciera mujer. La diosa,  compadecida de su deseo, la transformó en una bella  doncella, y entonces el joven, prendado de ella, la invitó a su casa. Estando ambos descansando en la alcoba nupcial,  quiso saber Afrodita si al cambiar de ser a la gata  había mudado también de carácter, por lo que soltó un ratón en el centro de la alcoba. Olvidándose la gata de su condición presente, se levantó del lecho y persiguió al ratón para comérselo. Entonces la diosa, indignada, la volvió a su original estado.

TEXTO 9
Un ateniense endeudado, apremiado por su acreedor para que le pagara su deuda, le pidió a éste que le concediera un corto plazo con el pretexto de que se hallaba en apuro; mas no logrando convencerle, trajo la única marrana que poseía, disponiéndose a venderla en presencia de su acreedor.
Llegó un comprador preguntando si la marrana era fecunda.-Tan fecunda es - respondió el deudor-
que hasta es extraordinaria: en los Misterios pare hembras y en las Panateneas pare machos.-¡No te asombres tanto aún, porque esta marrana, además, te dará cabritos en las Dionisíacas!

TEXTO 10
Érase una vez un ciego muy hábil para reconocer al tacto cualquier animal al alcance de su mano, diciendo de qué especie era. Le presentaron un día un lobezno, lo palpó y quedó indeciso.
–No acierto – dijo, si es hijo de una loba, de una zorra o de otro animal de su misma cualidad; pero lo que sí sé es que no ha nacido para vivir en un rebaño de corderos.




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te sirvió?