sábado, 28 de enero de 2012

El Adverbio


EL ADVERBIO


El adverbio es la parte de la oración que sirve para modificar, precisar, matizar o ampliar el significado de un verbo, de un adjetivo o de otro adverbio.

Es una categoría gramatical heterogénea, caracterizada por su invariabilidad, con algunas excepciones, ya que muchos adverbios pueden admitir morfemas de sufijación; ejemplo de ahora, ahorita.

Carecen de morfemas de concordancia con otros elementos de la oración; ejemplo: 
Luisa está mal. 
Los niños están mal educados

En cuanto a su estructura, no tienen unidad morfológica, la función de adverbio puede desempeñarla una palabra simple, una compuesta, una frase o una oración: 

Iré a verte mañana
Habla más despacio. 
Nos quedamos a oscuras. 
Te visitaremos cuando vayamos a Granada.


Lee mucho                    Es muy alto              vive bastante lejos


Las palabras anteriores que van en negrita, poseen significado propio y modifican a otras palabras. Son adverbios.
Decimos que un adverbio es una clase de palabra dotada de significado que modifica a un verbo, a un adjetivo o a otro adverbio.

                           Ahora nieva(Modifica el verbo)
                          (Modifica al adjetivo)
                          (El adverbio “muy” modifica a “pronto” y éste al verbo)







 Particularidades


• El adverbio es invariable, porque no admite morfemas de número ni de género.


           Luis lee mucho.           Luisa lee mucho.          Luis y Luisa leen mucho.

• El adverbio puede admitir algunas modificaciones:

– Pueden llevar morfemas derivativos para formar diminutivos o aumentativos.

                                   Lejitos, lejotes, ahorita, prontito, tempranito.

– Algunos pueden admitir morfemas de grados como los adjetivos.

                                   Lejísimos, prontísimo, tardísimo.

• Podremos formar adverbios añadiendo la terminación -mente a los adjetivos. Si admiten variación de género se añade al femenino de los mismos.


Tristemente, cordialmente, cómodamente, amargamente, bruscamente.

• No confundir determinantes, pronombres y adverbios.


· Tengo poco dinero
“Poco” determina al nombre “dinero”
“Poco” es un determinante

· Me conformo con poco
“Poco” se refiere al nombre “dinero”
“Poco” es un pronombre

· Eres poco hablador
“Poco” modifica al adjetivo “hablador”
“Poco” es un adverbio

Palabras como todo, poco, mucho, bastante, nada, algo... pueden funcionar como determinantes, (adjetivos) pronombres o adverbios.

• Son determinantes si acompañan a nombres.
Son pronombres si se refieren o sustituyen a un nombre.
Son adverbios si modifican a verbos, adjetivos o adverbios.

Locuciones adverbiales

“Escriben mal”. “Escriben a tontas y a locas”.

Cuando un grupo de palabras, dos o más, funcionan como un adverbio reciben el nombre de locución adverbial.
Locuciones adverbiales son expresiones formadas por grupos de palabras que equivalen a un solo adverbio.

                                   • Tal vez vayamos al cine.
                                   • Mide más o menos tres metros

Clases de adverbios y Locuciones adverbiales


adverbio

lugar
adverbio: aquí, allí, ahí, allá, acá, arriba, abajo, cerca, lejos, delante, detrás, encima, debajo, enfrente, atrás
locuciones adverbiales: al final, a la cabeza, a la derecha, a la izquierda, al otro lado
tiempo
adverbio: antes, después, pronto, tarde, temprano, todavía, aún, ya, ayer, hoy, mañana, siempre, nunca, jamás, próximamente, prontamente, anoche, enseguida, ahora, mientras
locuciones adverbiales: de repente, de pronto, a menudo, al amanecer, al anochecer, en un periquete, con frecuencia, de tanto en tanto, a última hora, de vez en cuando, por la noche, por la mañana, por la tarde..
modo
adverbio: bien, mal, regular, despacio, deprisa, así, aprisa, como, adrede, peor, mejor, fielmente, estupendamente, fácilmente…
locuciones adverbiales: a sabiendas, a tontas y a locas, a oscuras, sin más ni más, en resumen, a la buena de dios, a ciegas, a la chita callando, de este modo, a las buenas, por las buenas, por las malas, a manos llenas, de alguna manera…
cantidad
adverbio: poco, mucho, bastante, más, menos, algo, demasiado, casi. solo, solamente, tan, tanto, todo, nada, aproximadamente…
locuciones adverbiales: al menos, con todo, más o menos, todo lo más, como máximo, como mínimo..
afirmación
adverbio: sí, también, cierto, ciertamente, efectivamente, claro, verdaderamente…
locuciones adverbiales: desde luego, en verdad, en efecto, sin duda, sin ninguna duda, en realidad…
negación
adverbio: no, jamás, nunca, tampoco…
locuciones adverbiales: de ninguna manera, ni por esas, ni mucho menos, ni por asomo…
duda
adverbio: quizá, quizás, a caso, probablemente, posiblemente, seguramente…
locuciones adverbiales: tal vez, a lo mejor, puede que…


           Según la gramática tradicional, el adverbio es un modificador del verbo, de un adjetivo o de otro adverbio. Juan estudia bastante (bastante modifica al verbo). Él es bastante torpe (modifica al adjetivo). Lo hizo bastante bien (bastante modifica al adverbio bien). También pueden ejercer por sí mismos el valor de oración, con significado completo: ¿Vendrás a casa esta tarde? ‘Sí’. ¿Saldrás hoy? ‘Probablemente’. Equivale a: Sí, iré a tu casa esta tarde, y Probablemente saldré hoy.

            A veces el adverbio afecta a toda la oración, utilizado como recurso lingüístico por el hablante: Increíblemente, Carmen vino. También pueden desempeñar función de nexos o conectores entre oraciones: Lo harás ‘como’ yo quiera. Iré ‘cuando’ pueda.

            En cuanto a su significación, se pueden señalar dos tipos de adverbios: situacionales y nocionales.

· Adverbios situacionales o deícticos son aquellos que señalan la situación extralingüística espacial y temporal, adverbios de lugar y tiempo, por ejemplo: ‘Aquí’ no ha venido. ‘Allí’ ocurrió el accidente. ‘Hoy’ me han hecho un regalo;. ‘Mañana’ te llamaré a casa. Los adverbios de lugar establecen como punto de referencia a los interlocutores del discurso, en relación con los demostrativos: 1ª persona: aquí,acá; 2ª persona: ahí; 3ª persona: allí,allá. Existen formas locativas o de situación estática, como dentro: El libro está ‘dentro’ del cajón; y formas direccionales, que marcan movimiento, adentro: Pasa ‘adentro’ de la casa.


            Con los adverbios de tiempo, se dan dos posibilidades, en cuanto a la relación hablante-oyente: la situación actual, creada por el hablante que expone al oyente, es el momento del discurso, y corresponde al mundo comentado.      El hablante narra hechos que corresponden a un contexto diferente, que no es en el que se hallan el hablante y el oyente, corresponde al llamado mundo narrado.
Referencia al presente. Indican simultaneidad: ahora, hoy. Referencia al pasado. Indican anterioridad: ayer, anoche. Referencia al futuro. Indican posterioridad: mañana. Ejemplos: ‘Hoy’ hace frío, ‘ayer’ hizo buen tiempo y ‘mañana’ no sabemos si nevará.


· Adverbios nocionales o conceptuales son los adverbios de modo, y expresan cómo se realiza la acción.

Gran parte de los adverbios de modo están formados a partir del femenino del adjetivo, al que se le añade el sufijo  -mente. Provienen de un ablativo absoluto: Fríamente, ‘con la mente fría’; calurosamente, ‘con la mente calurosa’; generosamente, ‘con la mente generosa’. Otros adverbios de modo están constituidos por la misma forma del adjetivo en singular. Alto, claro, firme: Habla ‘claro’.
También se pueden formar con una preposición y un sustantivo, creando una sola palabra: Apenas (a + penas), despacio (de + espacio). ‘Apenas’ tengo tiempo.

· Los adverbios de cantidad expresan modificaciones cuantitativas y presentan igual forma que los pronombres indefinidos y numerales, excepto los apócopes muy y tan. Los adverbios de cantidad se clasifican en: adverbios de tipo gradativo: poco, mucho, bastante, algo, demasiado; intensivos: más, menos, tanto; múltiplos: doble, triple; partitivos: medio.

· Los adverbios de orden están relacionados con los numerales ordinales y sirven para expresar series, primero o primeramente, último o últimamente, sucesivamente, alternativamente, finalmente, por ejemplo: Primero trabajó, finalmente descansó.

· Los adverbios relativos e interrogativos se refieren a un antecedente. Pueden ejercer una doble función, igual que los pronombres relativos. Introducen oraciones subordinadas y desempeñan una función sintáctica. Los hay de lugar, donde, adonde: “Ésa era la calle ‘donde’ vivía”; de tiempo, como, cuando: “Llámame el lunes, ‘cuando’ vayas a venir”; de modo, como: “Duerme destapado, ‘como’ le apetece”.

· Los adverbios interrogativos sirven para preguntar por una circunstancia; son tónicos, llevan tilde y exigen una respuesta:

¿’Dónde’ estabas ayer?  En el museo.
¿’Cuándo’ vendrás? Mañana.
¿’Cómo’ estás? Bien.

· Los adverbios modalizadores u oracionales, incluidos dentro de los adverbios conceptuales, modifican a toda la oración con sentido completo. Los hay de afirmación: sí, ciertamente, cierto, claro, exacto, justo, bien; de negación: no, nunca, jamás, tampoco; de duda: quizás, acaso, tal vez.


 Subraya los adverbios del siguiente texto

TEXTO 1

            El presidente y director general de First Federal, Bill Mortensen, conoce virtualmente a todos por su nombre de pila. Penny Resnick se inició en First Federal como trabajadora temporal. “Mi primer día aquí” , nos dijo, “Me encontraba sentada en el duodécimo piso, ante el escritorio, cuando un hombre pasó a mi lado y dijo ‘Buenos días, Penny. ¿Cómo está usted?’
Respondí, ‘Bien, gracias’ .Se alejó, miré a la recepcionista y pregunté:
¿Quién es él?
“Ella se volvió hacia mí y respondió: ‘Era el director general’. Yo pensé: ¿El director se tomó el tiempo para averiguar el nombre de pila de un trabajador temporal? ¡Debe ser maravilloso trabajar para ese hombre!’ Aquí estoy, siete años después, y es maravilloso trabajar para ese hombre. Esta compañía es un lugar fabuloso para trabajar.”
Esta informalidad es irónicamente una política formal. En la primera página de “A Personal Guide to Success at First Federal”, está escrito: “En First Federal operamos utilizando el nombre de pila. Desempeñamos nuestro trabajo de una manera formal y de negocios, pero sentimos que el trabajo debe disfrutarse y que todos podemos ser amistosos y joviales mientras llevamos a cabo las tareas que nos asignan. Creemos que TODOS en nuestra empresa son importantes y que cada actividad es tan importante como otra”.

Mortensen explicó la política: “Trato de utilizar el nombre de pila al dirigirme a todos. No hay nada que me haga sentir peor que haber estado en un lugar durante cierto tiempo y que la gente no conozca mi nombre. A todos nos gusta escuchar que alguien nos llama. Si la persona nos mira y no puede recordar quiénes somos, esto resulta muy frustrante. De alguna manera, pienso que la gerencia tiene la habilidad de desanimar más que la habilidad de motivar. No sé qué tanto podemos motivar, pero sí sé que podemos quitar la motivación. Damos por hecho que las personas desean hacer un buen trabajo, trabajar duro, estar orgullosas del lugar donde trabajan y de su propio trabajo” .

TEXTO  2

            Dale Carnegie solía contar una historia sobre Charles Schwab, quien recibía un salario de un millón de dólares al año en el negocio del acero. Él le dijo al señor Carnegie que le pagaban ese cuantioso salario principalmente debido a su habilidad para tratar a las personas.
Un día, cuando Schwab recorría una de sus fábricas, descubrió a un grupo de hombres que fumaban exactamente abajo de un letrero que decía “No fumar”.
En lugar de señalar el letrero y decir: “Rey, ¿qué sucede con ustedes, muchachos, no saben leer?”, Schwab charló de manera informal con los hombres y nunca mencionó el hecho de que fumaban bajo un letrero que decía “No fumar”. Al final de la conversación, dio a los hombres algunos puros y, entonces, guiñó el ojo y añadió: “ Apreciaría si fumaran estos puros afuera”.
Eso fue todo lo que dijo, sin sermones, sin avergonzar, sin reprimendas degradantes. Con seguridad, quienes cometieron la falta sabían que él notó que no obedecieron el reglamento y es muy probable que lo hayan admirado por su forma de abordar el problema. Estoy seguro que, debido a qué fue comprensivo con ellos, quisieron serlo también con él.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te sirvió?